¿El mejor fichaje? Un joven valor semidesconocido

9/18/2009

La elegancia inglesa; sobre Jack Wilshere

La vida del joven Jack no parece asemejarse a la de cualquier chaval de su edad. Nació en 1992, hace 17 años, en 1 de enero. Supongo que no puede haber mayor felicidad para unos padres que empezar un nuevo año con la presencia de un nuevo miembro en la familia. Desde luego, mucho mejor y más original que las promesas de cambio que siempre nos hacemos en esas fechas (y que casi nunca cumplimos).

Wilshere ha sido un chico prematuro en el mundo del fútbol, avanzado a su edad, “superdotado” futbolísticamente hablando. Elegante, técnico, pausado, con una clase y un talento innato. Debutó con apenas 16 añitos en el primer equipo del Arsenal (aunque fue algo más bien testimonial), es internacional habitual e indiscutible en categorías inferiores inglesas. Tanto es así, que últimamente se ha convertido en un fijo de las convocatorias de la sub21.

En este caso no se trata de un chico criado en otra cantera y posteriormente reclutado por el “ojo clínico” de Wenger, sino que es 100% producto de la cantera gunner. Lleva desde los 9 años en el club, se ha convertido en uno las mayores esperanzas inglesas de cara al futuro. Y es uno de los protegidos de Arsène. Joven con galones, en el que se confía mucho, aunque al que de momento se le está intentando dejar crecer sin excesiva y prematura presión. No es como cualquier otro chico de su edad, pero sí se le está tratando de cuidar conforme al talento que atesora. Se antoja necesario protegerlo de la presión mediática y esa espiral altamente destructiva que lleva asociada.

Aún así, la irrupción mediática del chico es abrumadura, algo que sin duda se debe a su corta edad, y especialmente, a sus condiciones futbolísticas. Acostumbrados los ingleses a los grandes “todocampistas”, centrocampistas ofensivos que aúnan fuerza, llegada y calidad, choca ver a un chaval con el desparpajo y la elegancia de Wilshere. Paul Scholes, Frank Lampard y Steven Gerrard son los últimos grandes centrocampistas ofensivos del fútbol inglés, Jack debe convertirse también en un “grande” aunque haciendo gala de distintas cualidades. Parece dispuesto a abanderar una nueva “estirpe” de medios fantasistas, a convertirse en el futuro gentleman británico. Tiene condiciones para ello.

Por características y cualidades es un jugador que me recuerda mucho a David Silva en su forma de jugar. Es mediapunta aunque también puede jugar y ofrecer un gran rendimiento como interior escorado a cualquiera de las dos bandas. Zurdito de sobresaliente técnica individual, es un futbolista delicioso con el esférico entre los pies. Generoso en su forma de jugar, poseedor de un exquisito y preciso golpeo de balón, con una notable visión de juego, muy bueno en el regate, elegante y peligroso en la conducción de balón, soberbio en el control. Lleva la bola cosida al pie, sabe esconderla de forma extraordinaria, resulta complicado quitarle el esférico. Le gusta estar en contacto con la pelota, destaca en las combinaciones con compañeros de equipo, hace que el fútbol parezca sencillo. Se ofrece, baja a recibir, no le quema el balón, se muestra dinámico e incisivo. Aunque prefiere recibir la bola al pie –quizá en ocasiones excesivamente-, también realiza movimientos interiores y diagonales muy interesantes desde la banda. Talento puro. Además, es un consumado especialista a balón parado –tanto en el golpeo directo como a la hora de centrar-. La pelota es su mejor amiga dentro del campo, la trata con mucho mimo. Le gusta tener libertad de movimientos, no sentirse “anclado” en el terreno de juego, también que su técnico le de confianza para decidir qué hacer. Es eminentemente un pasador, un gran asistente; sin embargo también llega al área y sobresale en la jugada individual. Dispone de muchos recursos técnicos tanto individuales como colectivos.

No es un jugador con un ego desproporcionado, sino más bien todo lo contrario. Sin duda ésta es otra de sus mayores virtudes. Se muestra humilde sobre el campo, no va de estrella, es uno más en el conjunto. Disciplinado, no duda en ayudar e implicarse en labores defensivas –aunque no es una faceta en la que sea especialmente destacado-. Físicamente equilibrado, no obstante le falta fuerza y cuerpo, algo que no le supone un handicap para rendir a gran nivel debido a su calidad y astucia. Además, es bastante rápido en carrera y su bajo centro de gravedad le confieren potencia y buen aguante del cuerpo a cuerpo. Sabe utilizar su cuerpo, suele recibir muchas faltas. Aeróbicamente es muy resistente. Normalmente calmado y pausado, lo que le ayuda a destacar aún más y a elegir la opción más adecuada para el equipo –sin embargo, éste es otro aspecto en el que aún tiene un amplio margen de mejora: a veces se equivoca en el pase, o abusa de la conducción-. Le gusta jugar por dentro, debe hacer especial hincapié en la definición cara a portería: mejorar sus cifras goleadoras, pisar el área rival con más frecuencia y efectividad. Tiene que ganar “punch” y capacidad de resultar decisivo por sí mismo.

Una de las mayores dudas que tengo sobre Wilshere es que no me parece un líder nato, sí un sobresaliente “segundo espada”. Pienso que le cuesta echarse el equipo a las espaldas –le gusta asumir responsabilidades, pero se suele bloquear cuando es el único encargado de ello-, prefiere ser un jugador referencia dentro del equipo aunque no el máximo exponente. Por ejemplo, en el pasado Europeo sub17 (2009) rindió bastante por debajo de su nivel real. Tiene carácter y personalidad, pero no es líder. A su vez, es muy maduro teniendo en cuenta su escasa edad, aunque es otra faceta en la que tiene margen de progresión. También debe ganar en regularidad, ser más constante en su rendimiento, mostrar mayor presencia a lo largo de los encuentros.

Inteligente, majestuoso, delicioso, exquisito, polivalente, dinámico, sutil, elegante. Con él nace un nuevo tipo de centrocampista inglés.

Abrirá el camino a otros que quieran seguir sus pasos.



ENLACE RECOMENDADO:

La radiografía: Jack Wilshere

Fotos: www.arsenalpics.com, www.thefirstpost.co.uk

5 Comments:

Blogger Iván Álvarez dijo...

Sin duda alguna,un magnífico centrocampista. Además, como bien dices, un jugador 100% Arsenal. Tengo que admitir que es una debilidad personal, así que tengo pensado hablar en un futuro sobre él en mi blog.

Felicidades por tu excelente blog y un saludo desde http://laagendademaldini.blogspot.com

22:09

 
Blogger Helion dijo...

Es un jugadorazo, un jugador hecho en el Arsenal y que aún he podido ver poco, lo quiero ver algo más.

Saludos desde http://ojeadorinternacional.blogspot.com/

14:44

 
Blogger Pablo G. dijo...

Gracias por el enlace, allí ya doy mi opinión pero añado aquí que un talento puro, con un futuro brillante por delante. Saludos

19:09

 
Blogger Trouro dijo...

parece latino en su juego

12:48

 
Blogger Sergio Santomé dijo...

Espero muchísimo de él, tiene muy buena pinta.
Dejó buenos detalles en la pasada Curling, en esta pretemporada y a ver si Wenger le sigue dando minutos.
Si Wilshere sigue con esta progresión -y teniendo en cuenta la calidad que tiene- puede acabar quitándole el sitio al "injury prone"...e irregular Walcott.

18:38

 

Publicar un comentario

<< Home