¿El mejor fichaje? Un joven valor semidesconocido

12/18/2010

Lennart Thy

Cuando pienso en Alemania, mis recuerdos y memorias, que están muy ligados al fútbol, me llevan a esas magníficas generaciones de los años 80 y 90, siendo Thomas Hässler uno de mis jugadores fetiches, también a las no menos magníficas generaciones que están aterrizando y quedan por aterrizar al fútbol profesional en la actualidad, y cómo no, a uno de mis escritores preferidos: Heinrich Böll. Lo cierto es que llegué a él por casualidad (aunque a veces me cuesta admitirlo, soy y siempre he sido un ignorante): en una librería de viejo, donde se venden libros de segunda mano, me llamó la atención su Diario irlandés. Me gustó el título, el formato y la textura del libro, la imagen de la portada y el comentario referente al libro que se hacía en la parte trasera (el libro del que hablo es de la editorial Laia Literatura, está traducido por Víctor Canicio). Desde entonces ocupa un lugar privilegiado en mi estantería: una obra maestra, escrito con una abrumadora capacidad poética pero a la vez lúgubre y sombrío, en donde el humor negro y la repetición obsesiva y recurrente también tienen su cabida. Los días son negros, las casas verdes; los colores traspasan fronteras, adquieren un protagonismo que nunca habrían soñado de poder hacerlo. Son en total 18 textos, de una calidad, a mi juicio, suprema, inigualable. Desde entonces, y tras la lectura de otros libros de este fabuloso escritor (de los que aún me quedan varios por leer, prefiero dosificarlos, disfrutarlos con júbilo y paciencia, saborearlos pausadamente), colecciono todos los títulos (libros) distintos que encuentro del autor, como no, en las librerías de viejo. Y es que me parece una abominación que la mayoría de novelas y relatos de un autor tan sugerente y versátil y genial como éste estén descatalogadas (o agotadas, que al fin y al cabo, es lo mismo). Básicamente, no se pueden encontrar porque nadie las publica. Lo dicho: una aberración.

Volviendo al mundo futbolístico, concretamente al fútbol alemán, está emergiendo en Bremen un delantero que tiene pinta de convertirse en un despiadado percutor (percusor). Más bien en horas bajas, el equipo tiene una nueva esperanza a la que aferrarse, para así unirse a Marko Marin. Hablo (más bien escribo, pero mientras escribo pienso que hablo, así que en definitiva, al menos conceptualmente, hablo) de Lennart Thy. Nacido en 1992, correspondiente a la misma generación que otros que también han debutado ya en la Bundesliga como Mario Götze y Marvin Plattenhardt (a los que en este espacio, en su día, se les dedicó un artículo), últimamente está disponiendo de minutos partiendo desde el banquillo. No creo que los desaproveche. Thy no es ningún genio del balón, no es un mago de la pelota; pero sí un superdotado del gol. Algo que en el día de hoy, donde el resultadismo no resultadista (menuda ironía, ¿no creen?) se impone, resulta fundamental. Aunque para ser justos, debo mencionar que me parece mucho más que un goleador (¡y lo expreso como si tal cosa fuera poco!); posee un sentido del juego digno de alabanza, lo que ayuda a que sus debilidades pasen inadvertidas y sus virtudes se vean dimensionadas. Sí, creo que sí; creo que no me equivoco al afirmar que Thy es eficiente además de efectivo.

Así que pasemos a comentar algunas de las características, de las cualidades, de los atributos, que a mi juicio, atesora el joven Lennart Thy. Tan solo unos jirones, unos pedacitos, un atisbo de su fútbol. Intoxicados por mi propia visión. Nada mejor que empezar diciendo, que, como buen goleador, es un delantero nato, aunque muy versátil; le encanta tener libertad de movimientos, demuestra mucha movilidad sobre el terreno de juego, cae a bandas y baja a recibir, se ofrece, sabe jugar al primer toque, posee un buen golpeo de balón, se mueve entre líneas, su cambio de ritmo es notorio, busca el error del defensa, también su espalda, sobresaliente en los desmarques en distancias cortas y medias, remata con facilidad de primeras utilizando cualquier parte de su cuerpo, tiene temple, lee muy bien el juego, es oportunista, lleva el gol en los pies y en la cabeza, la cabeza que hace que su fútbol adquiera un papel importante para el equipo, gol, oportunismo, gol, gol, gol, gol, gol, gol, instinto. Así, grosso modo, es para mí, Lennart Thy. Intentaré extenderme un poco más, de forma más pausada, y a poder ser más descriptiva. Diestro con buen manejo de su pierna izquierda, sin ser un prodigio técnico es bastante destacado en este aspecto: como ya he mencionado anteriormente, domina bastante bien el juego al primer toque, además su regate en corto suele ser letal. Listo, lo hace todo con sentido e inteligencia. Los movimientos sin balón suelen ser su especialidad, sabe moverse en el terreno de juego, interpreta las acciones que requiere de él el equipo de forma notable, tiene un olfato insaciable por y para el gol. Dispone de buen cuerpo, quizá es algo delgado, no obstante sabe hacer uso de sus capacidades físicas (juego de espaldas para aguantar el balón, se mantiene en pie de cara para seguir con la posesión de éste) y es más potente de lo que parece a simple vista, engaña. Su cambio de ritmo, sobretodo en distancias cortas, sirve para dejar clavados a los defensores rivales con relativa facilidad. Defensivamente se esfuerza, es aplicado y ayuda en la presión, su trabajo en la primera línea del equipo siempre es bien recibido. Constante, aunque muchas veces no se le vea, siempre está haciendo algo de utilidad para el equipo, no descansa ni un momento. Todo lo hace fácil, de forma inteligente y útil, es conocedor de sus limitaciones. ¿Cuáles son sus limitaciones? Pues básicamente: técnicamente no es un prodigio y le falta algún punto de físico y músculo, además de genialidad. El resto ya lo saben: a mi me gustaría destacar especialmente su relación con el gol, su oportunismo, su hambre, su olfato, su instinto; en gran parte sustentados por sus excelentes movimientos sin balón: es una gozada observar cómo busca la espalda y/o el fallo del defensor, o sus desmarques cortos llenos de fe, intuición y presteza. Su versatilidad y dinamismo. Su disparo. Su caliente sangre fría. Su definición. Su generosidad a la hora de ayudar al equipo en todos los sentidos...

Me voy a permitir hacer una analogía que podría ser considerada de mal gusto (pero como éste es mi blog...): Thy es como esa chavala con cara de no haber roto un plato y que en la intimidad te destroza, como esa mujer de aspecto inocente pero tremendamente perversa en las relaciones sexuales. Un “killer” que no aparenta serlo.



ENLACES RECOMENDADOS:

Alemania: el futuro les conduce a los años 90
Heinrich Böll según Ricardo Bada
Algunos cuentos de Böll

Foto: www.uefa.com (sportsfile)

Etiquetas: ,

6 Comments:

Blogger Esteban dL dijo...

Cómo juega este... golazo. Toda la pinta de partido de inferiores (con solo mirar lo que lo rodea a la canchita...)
saludos
http://futbolanonimato.blogspot.com/

11:28

 
Blogger Iván Álvarez dijo...

Echando un vistazo a la Bundesliga y a otras categorías inferiores del fútbol alemán, todo hace presagiar que Thy será el futuro 9 de la selección alemana. Le sigo desde que ganó el Europeo sub 17 el año pasado(siendo pieza clave junto a Götze y Buchtmann) y estoy convencido de que, si sigue en esta línea, está llamado a marcar una época como cazagoles en el fútbol alemán.

Magnífico post. Saludos desde http://laaagendademaldini.blogspot.com

14:51

 
Blogger T.Faus dijo...

El problema de muchos de estos jugadores que se truncan por el camino o simplemente no les dan la confianza necesaria. Como aficionado valencianista me da pena que Aaron Ñíguez no haya alcanzado su madurez futbolística a sus 21 años. Lesiones y aspectos personale sprobablmente tengan la culpa.

Un saludo desde:
http://futbolyfaus.blogspot.com/

Te pondré entre mis blogs favoriots si me permites.

14:41

 
Blogger GERYON dijo...

LOS MEJORES TODOCAMPISTAS
de las ligas europeas

http://futbolisticametrica.blogspot.com/2011/01/un-ratio-para-evaluar-los-mejores.html

13:22

 
Blogger GERYON dijo...

MESSI, EL MEJOR EN EL ULTIMO AÑO
CRISTIANO, EL MEJOR EN EL ULTIMO LUSTRO
http://futbolisticametrica.blogspot.com/

13:15

 
Blogger TIBURÓN PUYOL dijo...

Lennart Thy me parece un jugador excepcional, que si le dan minutos llegará a convertirse en uno de los 9 alemanes y el posible substituto de Klose en la selección.
Todo esto está avalado dada su juventud (19 años) y su temprano debut en el Werder Bremen con el qual ha firmado notables actuaciones, así como con las categorías inferiores alemanas.
No obstante su peso en el equipo parece haber disminuido en las últimas jornadas.
Los años no pasan en balde para Pizarro, pero éste sigue como máximo anotador del equipo. Arnautovic y Rosenberg siguen estando por delante de un Thy que si Schaaf sigue sin darle minutos acabará abandonando el barco de los bremenses.
Tampoco tiene las cosas fáciles en el ámbito nacional pues en los últimos meses una gran hornada de jóvenes y talentosos jugadores han sido convocados para la esquadra teutona: Kiessling, Goetze, Reus, Schürrle...

Todavía es joven y tiene calidad y tiempo suficiente para quemar etapas y convertirse en un jugador de peso en el panorama futbolístico; porque, juegue donde juegue, la calidad y los goles están asegurados.

07:55

 

Publicar un comentario

<< Home