¿El mejor fichaje? Un joven valor semidesconocido

10/15/2009

Sólo puede quedar uno (Ghana vs Brasil, la gran final)

Posiblemente los dos mejores equipos del torneo. Mejor sin el "posiblemente", seguro, lo son. Tanto colectiva como individualmente. La final soñada. El viernes llegará el súmmun de un gran, espléndido, maravilloso, torneo. Sí, ése que nos permite visionar a futuras estrellas antes de explotar. También a los que serán buenos jugadores o los que se estrellarán por el camino, porque para qué engañarnos, así es la vida.

Brasileños y ghaneses -en realidad todo el buen amante del fútbol-, disfrutarán del momento más álgido de un Mundial sub20 especialmente rico. Sabroso, gustoso, agradable. Hemos tenido la ocasión de gozar de equipos revelaciones que lo han puesto realmente difícil, como Costa Rica, Hungría, Emiratos Árabes Unidos, y especialmente, el delicado, sensual y talentoso juego de la República de Corea. Para mí la pelota, yo quiero el balón, no rehuimos nuestra responsabilidad, que no es otra que divertirse sobre el campo y hacer feliz al aficionado. Éste era su lema, y el esférico, su mejor aliado. No puedo omitir el siempre efectivo fútbol alemán, que a pesar de las numerosas bajas, ha dejado su impronta: carácter ganador, mentalidad,... y talento. Reitero en mis pensamientos: sus futuras generaciones son de leyenda. A un nivel comparable a las españolas, que entre otras cosas, permitieron alzar la Eurocopa.

Pero centrémonos en el desenlance. Dos superpotencias juveniles se enfrentan de tú a tú, ambos colectivos de rasgos ofensivos, siempre con la intención de ganar.

GHANA: PASIÓN, RITMO Y DISCIPLINA

Táctica: 4-4-2
Formación: Agyei; Inkoom*, Mensah, Addo, Addy; Quansah (Opare), Badu*, Rabiu, Ayew; Adiyiah, Osei*
Técnico: Sellas Tetteh

Laterales de largo recorrido, libertad de movimientos para los interiores (especialmente Ayew), puntas escalonados que caen constantemente a banda y bajan a recibir. La selección africana es un conjunto con mucho gol, y que en cualquier instante puede crear una ocasión de peligro. Disponen de muchos recursos, que por supuesto, saben aprovechar. Especialmente destacado el torneo de Samuel Inkoom, su lateral derecho; incansable, bueno técnicamente, con proyección ofensiva y un excelente centro. Ya son varios los goles conseguidos por un envío que nació en las botas de Inkoom. Defensivamente su nivel es algo inferior aunque se le da bastante bien, sobretodo la defensa individual. Sin duda futbolista a seguir. Será interesante el duelo que mantiene con Alex Teixeira. En el costado izquierdo David Addy, de menor calidad, también se incorpora con asiduidad y peligro al ataque. La línea defensiva ghanesa conformada por Mensah y Addo es rocosa y seria, aunque a mi juicio, a ambos les falta nivel. Son fuertes, van bien en el juego aéreo, no son lentos. Pero sufren mucho en el desplazamiento lateral, también deben mejorar a la hora de tirar el fuera de juego.

Emmanuel Agyemang-Badu, futbolista que me está encandilando, es el pivote. Suele jugar más retrasado que su compañero Mohammed Rabiu; tiene rigor táctico, sentido de la solidaridad, sabe realizar faltas tácticas, es rápido. Sí, de momento, aún le falta un poco de nivel defensivo y ganar presencia a lo largo del partido pero... ¡qué jugador! Pequeñito, eléctrico, notable a nivel técnico, con un extraordinario golpeo de balón, sus desplazamientos en largo y aperturas a banda son formidables. Y encima, de vez en cuando se anima a subir y probar el disparo, algo que sin duda, debería intentar con mayor frecuencia. No se entiende que muchas veces el juego ghanés sea excesivamente directo, sin pasar por las botas de este pequeño gran jugador. Rabiu es más del estilo todocampista: alto, fuerte, con una amplia zancada y mucha fuerza, le gusta llegar a las inmediaciones del área, no se lo piensa. Además trabaja defensivamente, sobretodo en la presión, donde se muestra bastante agresivo. Puede que le falte un pelín de técnica individual, sin ser ni mucho menos malo en este apartado.

Por el lado derecho del ataque probablemente juegue Abeiku Quansah, aunque también ha ocupado esta demarcación a lo largo del campeonato Daniel Opare y Opoku Agyemang. Quansah es ante todo, un futbolista de equipo. Sí, de esos que todo entrenador querría tener en su plantilla: un 7 prácticamente en todo. Trabaja, tiene técnica, corre; aporta tanto en ataque como en defensa. En el perfil izquierdo jugará André Ayew, que aunque durante algunas fases de los partidos se encuentra un poco disperso, está brindando un torneo brillante. Fuerte físicamente, muy explosivo y técnico, le gusta encarar e irse hacia el centro, su cambio de ritmo es temible, asimismo cuenta con una buena visión de juego y capacidad de pase. Otro de los aspectos destacados es la conducción de balón, es un puñal en las transiciones defensa-ataque. Tanto Quansah como Ayew suelen intercambiar las posiciones en el transcurso el encuentro, especialmente amenazante me parece Ayew en este costado, ya que al ser zurdo y tener preferencia por irse hacia adentro, se perfila con gran facilidad para, con toda probabilidad, soltar un tremendo zurriagazo.

Por último, la punta de ataque se la reparten dos "bombarderos": Dominic Adiyiah y Ransford Osei. Ambos están cuajando un campeonato sensacional. Para mí, el de mayor calidad es Osei, aunque es justo decir que Adiyiah está haciéndolo incluso aún mejor. Juegan de forma escalonada, siendo Osei el hombre más adelanta -y también el más eximido de responsabilidades defensivas-, mientras Adiyiah actúa como enlace entre el centro del campo y el propio Osei -y por tanto, posee mayor libertad de movimientos, ya que no asume la labor de fijar a los centrales-. Los dos inteligentes y móviles, Adiyiah cae constantemente a bandas, no está en el área sino que llega, por lo que es muy complicado de marcar. Además realiza grandes desmarques y es bueno a nivel técnico, resulta muy complicado arrebatarle la bola, sabe utilizar su cuerpo. Mientras, Osei es un delantero eminentemente de último desmarque y soberbio cambio de ritmo, además de capacidad innata para el regate y el remate. Tiene tendencia a caer a banda izquierda, especialmente productivo está siendo un desmarque corto pero intenso al primer palo a un centro desde la banda: dos goles de esta forma.

Tanto o así, los africanos conforman un equipo trabajado a nivel táctico y solidario. Suelen jugar en pocos metros, es decir, las líneas juntas, salvo en los contraataques. Se encuentran cómodos defendiendo con las líneas retrasadas, las adelantan una vez tienen la posesión de la pelota. Aunque a mi juicio, a veces abusan del fútbol directo, del balón en largo. Calidad individual y colectiva, a buen seguro que darán el nivel.

BRASIL: CALIDAD, DEFINICIÓN E INNUMERABLES RECURSOS

Táctica: Híbrido 4-3-3/4-2-2-2
Formación: Rafael; Douglas (W.Junior), Dalton, Rafael Tóloi, Diogo (Bertucci); Souza (Boquita), Maylson (Renan); Giuliano*, Paulo Henrique* (Douglas Costa/Ciro); Alex Teixeira*, Kardec (Maicon)
Técnico: Rogerio Lourenço

Cada generación brasileña es sinónimo de calidad, ésta no podía ser menos. Quizá la mejor de los últimos años, como así demuestra que hayan llegado a la final y sean los máximos aspirantes a obtener el trono. Además de contar con numerosas individuales, juegan colectivamente. Utilizan, por cierto, un sistema de juego, que optimiza las cualidades y características de muchos de sus futbolistas.

En ambas selecciones la portería parece uno de sus puntos más débiles. Rafael es un portero equilibrado y rápido que suele dar una de cal y otra de arena, especialmente dubitativo en los balones aéreos. El flanco defensivo derecho estará ocupado por Douglas, futbolista de gran técnica individual y alma de atacante, que no obstante sufre en labores defensivas y suele descuidar su espalda. Su manejo de la pelota es soberbio, en cualquier instante puede inventar una genialidad. El lado opuesto será para Diogo Silvestre, que en los últimos encuentros se ha animado a subir cada vez más y más a situaciones de ataque. Otro futbolista de equipo, que no sobresale en nada en especial aunque siempre trata de dar el do de pecho. Equilibrado, rápido, comprometido, con buena técnica individual, sacrificado, resistente aeróbicamente, dinámico. A su vez, el centro de la zaga estará liderado por Rafael Tóloi, acompañado de un digno lugarteniente como Dalton. Ambos corpulentos, poderosos, contundentes, rápidos en cortos, notables en el juego aéreo. Les falta algo de velocidad punta y también de movimientos, se sienten más seguros y arropados con la línea defensiva cercana a su propia área. Tóloi demuestra personalidad y jerarquía, está capacitado para ofrecer una aseada salida de pelota desde su zona y se muestra muy correoso en la marca. Dalton no se suele complicar, a veces falla a la hora de tirar el fuera de juego, está demasiado retrasado.

Centro del campo que aúna fuerza, trabajo y calidad. Souza y Maylson conforman una especie de doble pivote, aunque en muchas ocasiones uno de los dos tiene libertad para sumarse al ataque, se suelen turnar. Ambos solidarios, intensos, inteligentes a la hora de realizar las faltas tácticas. Souza es un portento físico: fuerte, explosivo, potente. Maylson es algo más técnico y dinámico aunque peor en la faceta defensiva. Libertad de movimientos total para Giuliano de Paula, algo más adelantado, que no duda en ofrecer su ayuda en tareas defensivas. El futbolista con mejor interpretación del juego que tiene Brasil, es una auténtica delicia verle en acción. Todo con sentido, siempre dejando su sello de calidad e inteligencia. Excelso jugando al primer toque, sobresaliente en el regate -destaca el cambio de piernas del balón para dejar literalmente sentado a su defensor-, notable en la conducción. Aunque es cierto, que en ocasiones retiene en demasía el esférico. Dinámico, suele caer a banda izquierda aunque tiene total libertad, es el mejor especialista de su selección a balón parado, su resistencia aeróbica también resulta notoria. Con recorrido, en cualquier momento puede meter una asistencia de gol, ya que su visión de juego y su golpeo son abrumadores. A su vez, llega con facilidad al área, aún debe mejorar en la definición cara a gol.

Aunque suele partir de una posición escorada a banda derecha, como falso extremo, Paulo Henrique cae habitualmente al centro del campo, donde se siente mucho más cómodo. Zurdo, maravilloso e inigualable a nivel de técnica individual, domina el balón a su antojo, le gusta estar en contacto con éste para ofrecer su mejor nivel. Sin embargo, su rendimiento hasta ahora está siendo algo irregular; tiende a desaparecer durante tramos de los partidos. Majestuoso en el toque, sobresaliente en la conducción, notable en la visión de juego, con una capacidad innata para el regate, pausado, bueno a nivel físico. Todavía debe progresar en la toma de decisiones, así como ganar poder intimidatorio -esto es, en definitiva, mirar más a menudo la portería rival y marca más goles-. Partiendo de una posición atacante escorado a banda izquierda juega Alex Teixeira, el más "genio" de cuantos hay en la selección. Eléctrico, encarador, rápido, con un vertiginoso cambio de ritmo y fenomenal manejo del esférico. Regatea con una facilidad pasmosa, puede irse tanto por dentro como por fuera (aunque tiene tendencia a irse hacia adentro al ser diestro), llega con facilidad al área y es muy difícil de parar. Sin embargo aún tiene margen de progresión en la definición, tiene gol, sabe crearse las oportunidades. Si se lo pide el técnico ayuda en defensa, aunque esto es algo que le cuesta más. Asimismo, a veces abusa de la jugada individual y tiene pérdidas peligrosas, debe mejorar en la lectura del juego -sin ser mala, ni mucho menos-. Por último, Alan Kardec, el delantero referencia del equipo. Fuerte, alto, oportunista, con buen juego de espaldas a puerta, notable rematador de primeras, especialista en el juego aéreo. Desahoga el juego del equipo si así lo necesitan, trabaja en beneficio del colectivo. No participa mucho pero cuando lo hace suele ser para marcar la diferencia. Le falta algo de calidad, creo.

Brasil es un equipo paciente, que no se pone nervioso, sabedor de su superioridad individual -técnicamente es el mejor del torneo, y de largo-, confían en desequilibrar la balanza en cualquier momento de inspiración. Este año, además, funcionan como equipo, lo que sin duda les da ese plus de competitividad con respecto a otras selecciones anteriores. Combinan en ataque, aprovechan los movimientos de compañeros, permutan posiciones. Defensivamente su muestran implicados, su nivel es óptimo tanto en la presión como en el repliegue, quizá se echa en falta un poco de intensidad. Ha sabido reponerse a las adversidades -hasta el minuto 88 estuvo virtualmente eliminada por Alemania-, lo que le permite salir al terreno de juego como máxima favorita.

Por si fuera poco, sus aportaciones desde el banquillo suelen ser sustanciosas y de gran nivel. Encima en todas las líneas. Bertucci y Wellington Junior han demostrado que pueden reemplazar a los laterales titulares en cualquier instante sin que ello suponga un descenso importante de nivel. Renan en el centro del campo ofrece trabajo de posición e intimidación, mientras Boquita aporta recorrido e implicación. Douglas Costa es un medio ofensivo capaz de decidir un partido por sí mismo, extraordinariamente técnico y habilidoso. Maicon y Ciro son puntas móviles de gran calidad individual. El primero de más movimientos al espacio, el segundo más regateador. Tras lo expuesto, no me extraña que se les consideren favoritos... aunque deberán andarse con cuidado.

LA FRASE

"Pienso que esos presuntos problemas defensivos de Ghana no benefician a Brasil. Si ellos llegaron a la final es porque tienen muchas virtudes, es porque han hecho muchos méritos para ello. Como juegan al ataque, igual que nosotros, pienso que se verá un partido muy bonito, con dos equipos ofensivos" Rogerio Lourenço

DISCURSO FINAL

Aleia iacta est. Que gane el mejor. O el que más lo merezca. O el que tenga mayor acierto. Pero, ante todo, que nosotros -amantes y apasionados del fútbol, ávidos espectadores- disfrutemos de este apasionante encuentro.

Que sea memorable. Tiene todos los alicientes para ello.

Fotos: www.ghanaweb.com, globoesporte.globo.com

Etiquetas: , , , , , , ,

6 Comments:

Blogger snedecor dijo...

Magnífico análisis, de Brasil destacaría sobre todo eso que comentas, que por fin parecen un equipo, porque la calidad que tienen ya se les presupone y casi siempre solían fallar en eso, en el juego colectivo. En cambio esta vez son un buen bloque, lo mismo que Ghana. Muchas ganas de que empiece

09:06

 
Blogger hoeman dijo...

@ snedecor

Muchas gracias. Muchas ganas, y mucha incertidumbre. Sin duda: partidazo.

14:01

 
Blogger Helion dijo...

Gran análisis, muy bueno. Los brasileños tienen una enorme calidad y me gustan bastante Douglas, en ataque, Teixeira y Giuliano, aunque el jugador del Vasco tiende a desaparecer. Los brasileños confían demasiado en su talento y esto es lo que menos me gusta de esta selección.

Sobre Ghana, su selección es muy potente y también tiene mucha calidad arriba. En las semifinales me sorprendió Agyemang-Badu, sobretodo cuando se sacó un disparo potentísimo en el minuto 90 que fue al larguero.

Saludos desde http://ojeadorinternacional.blogspot.com/

16:52

 
Blogger Abel dijo...

me termino de convencer Giuliano y Tolòi, ey hoeman espero q tmb d este sub-20 pueds hacer tu once ideal.

saludos, y muy buen post por cierto.

21:35

 
Blogger Willy dijo...

Al final se lo llevo Ghana.Inkoom es un escandalo de jugador
gran Post,muy completo

saludos desde http://futbol-diem.blogspot.com/

21:38

 
Blogger Roberto dijo...

Mi comentario va mas dirigido al buen trabajo de su blog jamas antes me habia interesado como es que sobre salen desde jovenes lo proximos grandes futbolitas, por eso les preguntaria si realizaran el analisis completo del mundial-sub20 y mundialsub17 como lo hacian antes

18:48

 

Publicar un comentario

<< Home