¿El mejor fichaje? Un joven valor semidesconocido

2/14/2010

De Ryan Babel y su infortunio con el destino



Liverpool, 2010, Fernando Torres lesionado. Apena ver jugar en punta a un inmaduro e inconsistente David Ngog por delante de un exquisito a la par que talentoso futbolista holandés, en concreto Ryan Babel. Más que una temeridad, es un azote en las partes nobles de los aficionados al deporte rey. Decisiones extrañas de los técnicos, complicadas de explicar si nos dejamos guiar por la lógica, el razonamiento y el corazón.

Ryan Babel, escuela Ajax, talento prematuro. Sigue la estela de extremadamente talentosos canteranos como Rafael Van der Vaart o Wesley Sneijder, de forma reciente a su aparición. Si miramos más atrás en el tiempo la comparación con Patrick Kluivert parece inevitable. Ambos nueves, poderosos físicamente, de raza negra, elegantes, con un talento desbordante, hasta el punto de parecer humillante para el que no sea capaz de divisarlo. Ante todo: potencial. Sin embargo, Babel es lo suficientemente polivalente (o lo insuficientemente consistente) para jugar y rendir de extremo, ofreciendo un alto rendimiento escorado a cualquiera de las dos bandas. Es diestro pero se desenvuelve con maestría en banda izquierda. Es delantero pero se ve forzado a ocupar la demarcación de extremo, en un sistema 4-3-3. No olvidemos también que todo ello sucede en la Eredivisie, o Liga holandesa, de un nivel claramente inferior a las grandes ligas europeas.

Posiblemente salió antes de tiempo del Ajax, probablemente el destino escogido no fue el apropiado. Rafa Benítez, técnico tan metódico y trabajador como conservador -sobretodo en los últimos tiempos-, por el momento no ha sabido sacar provecho de este descarado talento. Apenas ha tenido ocasión de demostrar su valía, sólo necesitaba que le dejaran 5 partidos seguidos de titular, y sobretodo, confianza. Además, cuando ha disfrutado de minutos siempre ha sido en banda, con demasiadas obligaciones defensivas. Y aún así, ha conseguido ser decisivo en partidos importantes. Sus apariciones, cuando le han dejado, han sido fogosas y fulgurantes. No obstante, es cierto, y por tanto debo advertir, que aún inmaduro y excesivamente irregular en su juego. Sincera y personalmente, pienso, que no le han dejado madurar ni desarrollar todo su potencial; han echado un cerco a su talento. Por eso, ahora resulta insultante y provocador para el espectador, que todo y más de lo que se le ha negado a Babel, se lo estén ofreciendo a Ngog, a mi juicio un futbolista claramente inferior al mencionado holandés.

¿PERO QUIÉN ES BABEL? Delantero centro puro, de sobresalientes condiciones físicas -gran cuerpo y amplia zancada-, buenísimo a nivel técnico, potente, elegante, con un misil en su pierna derecha. Es diestro aunque sabe hacer un buen uso de su zurda, sobretodo cuando prueba el disparo (puede pegarle desde cualquier parte, siempre con peligro, por ello es un peligroso lanzador a balón parado y puede decidir un encuentro en cualquier instante). Futbolista netamente ofensivo, versátil, también puede ofrecer un gran rendimiento como extremo escorado a cualquier banda. Sabe jugar tanto de cara como de espaldas a portería. De cara: posee un formidable primer paso, una explosiva arrancada. Su potencia de piernas también le permite ser superior en velocidad a la mayoría de adversarios. Tiene técnica para salir vencedor del regate e incluso realizar una genialidad. De espaldas: sabe utilizar su cuerpo y aguantar el esférico a la espera de compañeros, también intentar sorprender mediante jugada individual (ejemplo claro: gira sobre si mismo y realiza el lanzamiento). Debe mejorar en la lectura del partido -escoger la opción más adecuada para cada momento, en más ocasiones de las que debiera abusa de la jugada individual-, mejorar la definición a puerta -a pesar de poseer un gran disparo, por el momento yerra excesivas ocasiones claras de gol, no es un consumado goleador- y sobretodo ganar en regularidad -por el momento es un jugador de apariciones, "desaparece" durante demasiados tramos del partido- Aunque, como he mencionado anteriormente, no le han dejado sentirse a gusto sobre el campo, ni le han ofrecido los minutos que necesitaba y se merecía, algo que indudablemente repercute en todas estas cuestiones. En su implicación defensiva también existe un amplio margen de mejora.

Nacido en 1986. Internacional absoluto y en categorías inferiores por Holanda, ya ha estado presente en un Mundial a pesar de su corta edad. Sin embargo, en la selección -41 encuentros en total- también suele actuar como revulsivo, también de extremo. Como en su club. Fue en el Europeo sub21 del 2007 -donde la selección holandesa se proclamó vencedora- el torneo donde se sintió importante en SU demarcación, la de delantero centro puro. Correspondió con goles, rendimiento y destellos de genialidad (por otra parte, la irregularidad en su juego quedó patente).

Cabe decir que en Liverpool tienen a uno de los mejores delanteros del mundo haciéndole competencia directa: Fernando Torres. Sin embargo, lo que verdaderamente me molesta, e incluso me irrita, como aficionado y apasionado del fútbol, es que cuando el español ha estado lesionado tampoco se haya apostado por Ryan. A su vez, Benítez podría probar a jugar algún partido con dos delanteros.

Quizá debiera buscarse una salida para no encasillarse como jugador de últimos 15-30 minutos de partido. Otros ejemplos como los de Thierry Henry -se estrelló en la Juventus- o Patrick Kluivert -hizo lo propio en el Milan- demuestran que una experiencia fallida no tiene porque suponer el final de una previsible brillante carrera. De momento, el infortunio del destino se está cebando de forma exageradamente nociva con Ryan Babel. Unos pocos, seguimos confiando en él y en su talento.



Fotos: www.daylife.com (Getty Images)

Música a cargo de The X, con la canción The Glow.

Etiquetas: , , ,

3 Comments:

Blogger snedecor dijo...

Coincido plenamente contigo, Babel está tremendamente desaprovechado en este triste Liverpool de Benítez. Como dices, quizá le penaliza el hecho de ser capaz de jugar en varios puestos, no es el primero que por ser polivalente se nos acaba perdiendo al actuar en posiciones que puede ocupar pero que no son las suyas naturales, y aquí la comparación con Ngog también es inevitable puesto que el francés no tiene más ubicación que la delantera y por eso no se ve obligado a jugar en banda, siempre que sale es para jugar en su puesto (supongo que para el propio jugador holandés no debe ser fácil ver como a otro sí le dan las oportunidades que a él le niegan). En cierta manera a Babel le pasa lo que a Kuyt, otro delantero desaprovechado, solo que el ex del Feyenoord es bastante más completo, más luchador y, sobre todo, ha podido jugar con más asiduidad, porque es cierto que muchos de los defectos que apuntas de Babel se deben a esa falta de minutos. Gran artículo.

08:30

 
Blogger Fucka dijo...

Sinceramente nunca entendí el fichaje de Ngog teniendo no solo a Babel sino a jóvenes en el reserva como Dani Pacheco, Krisztian Nemeth o Nikola Saric.
Por cierto Hoeman, me gustaría que un día hicieras un post sobre Isco.
Lo pude ver en directo en la copa del Atlántico y es un escándalo, además de ser un futbolista distinto no solo por su calidad sino también por su peculiar y bajísimo tren inferior.

18:54

 
Blogger Álvaro de Grado dijo...

No podría estar más de acuerdo contigo Hoeman. Sobre todo en la descripción que haces sobre N'Gog. Sangre de horchata, eso es lo que tiene el francesito...

Saludos Desde Anfield: En manos de Fabio Capello

09:27

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home