¿El mejor fichaje? Un joven valor semidesconocido

1/23/2011

Rafael Tolói

Cómo empezar a escribir resulta, en muchas ocasiones, lo más complicado. Pero a su vez puede ser lo más sencillo: simplemente hay que teclear; o para los costumbristas, coger bolígrafo y papel (y ni tan siquiera esto). Probar, probar y volver a probar. También es importante una razón: con esto basta y sobra. En este caso, la principal razón para el siguiente texto, es Rafael Tolói, defensa central brasileño con, a priori, esplendoroso porvenir. Internacional en categorías inferiores, me quedo corto; es uno de los jugadores más destacados de su generación (en la que también podríamos nombrar a Paulo Henrique Ganso, Giuliano de Paula o Douglas Costa, por ejemplo). Debe convertirse en un káiser: tiene sobradas condiciones y cualidades, su fuerte personalidad le ayudará a ello. Sigue la estela de otros jóvenes (pero: ¿qué criterios utilizamos hoy en día para considerar a alguien joven o viejo?) defensas brasileños, entre los que Thiago Silva (Milan) y David Luiz (Benfica) son las cabezas que más sobresalen. De esto se infiere, que tendrá difícil hacerse con un puesto en la selección absoluta de su país; y también, que ya es hora de jubilar a Lucio y Juan (¡qué blasfemo y atrevido soy a veces!). No obstante, first is first, lo primero es lo primero: antes deberá ser tenido en cuenta realmente por su seleccionador. La gran joya del Goiàs debe dar un paso al frente. ¿Y cómo se consigue esto, a día de hoy? Pues de manera casi inevitable, dando el salto a Europa. Preferiblemente a un equipo que le de confianza y minutos y quiera hacer de él el gran futbolista que puede (y debe) ser. Quiero matizar: cuando digo Europa, no me refiero al fútbol ucraniano, ni al ruso. Por favor... una Liga competitiva de verdad. El vil metal: ya lo saben ustedes, también lo sé yo. Somos todos unos mercenarios; reconozcámoslo.

Bien, qué decir de Rafael Tolói. Comenzaré por sus atributos físicos; y es que a pesar de no ser excesivamente alto para la demarcación que ocupa (según la Wikipedia mide 1.85 m) es una mole, una bestia parda, una roca. Pocos jugadores se pueden permitir medirse cuerpo a cuerpo (¡y menos aún salir vencedores!) con él. Un "malote" duro de pelar (y como ya deberíamos saber, los malotes siempre ganan). Aparte de su fortaleza física, su fuerza, su musculoso tren superior; también destaca por el inferior: es potentísimo y explosivo (aunque pienso que le falta velocidad punta en distancias medias y largas), su capacidad de salto es sensacional. Por tanto, su dominio del juego aéreo es palpable: imponérsele tiene mucho mérito. Por consiguiente, es un valor seguro en los remates a balón parado (faltas, saques de esquina).

Lo mejor es que su poderío se ve acompañado por un carácter ganador y unas capacidades mentales y técnicas que no deben ser desdeñadas. Diestro; le gusta dominar su zona, imponerse, mandar, ejercer de líder, interpretar el rol de mariscal. Debido a ello; aunque se maneja muy bien en el contacto directo con el rival, me atrevería a afirmar que prefiere la ocupación táctica del espacio, hacer acopio de su inteligencia e interpretación del juego para colocarse donde debe y anticiparse cuando debe (o cree oportuno). Digamos, que me encaja más con un perfil de líbero, de defensa libre como los de antaño; esos que muchos no hemos visto jugar, o de los que apenas hemos podido disfrutar, pero que como buenos seguidores, algún partido suelto o simplemente highlights (resumen de jugadas; desconfiad de ésto, amigos) ha caído. Y es que su manejo técnico del esférico es francamente bueno, en los tiempos que corren. Sabe dar salida a la redonda, con criterio y precisión; su capacidad de pase es más que aceptable, además no se complica (por lo general) cuando está presionado o agobiado, o simplemente porque considera que es la mejor opción, haciendo uso del pelotazo o del balón largo como recurso. Ay, la importancia del balón en largo, minusvalorada por la sociedad consumista de hoy, qué grande es, cuántos partidos decide, cómo condiciona el juego adversario, la utilidad que se le puede sacar. ¡Cómo! ¡Un discordante! ¡De eso nada, sigamos la corriente que se estigmatiza desde los incultos medios (de propaganda)! Balonazo, patadón, juego vertical: malo; toque, juego "elaborado" y horizontal: bueno. Rafael, como buen jerarca, gusta de anticiparse al adversario (la anticipación SIEMPRE será la mejor defensa, no sólo evitas la jugada del rival, sino que te ofrece la posibilidad de iniciar (o proseguir) la tuya); y no solamente eso, sino que no duda en sumarse al ataque, con potencia, decisión y criterio, si tiene oportunidad. Además con muchísimo peligro. En este apartado, se podría comparar a Lucio, aunque ciertamente Tolói parece menos kamikaze y probablemente, también, menos técnico.

Rafael es poseedor de buenos conceptos futbolísticos, sabe colocarse sobre el campo, aunque es cierto que a veces da la sensación de "acular" en demasía para sentirse más arropado, quizá recula en exceso (para mi gusto), cuando, por otra parte, el forzar el fuera de juego es otra de las mejores maneras de defender que existen (no obstante, hay que confiar en los árbitros para desarrollar esta idea), y si se queda demasiado atrás, lo más probable sea que rompa la línea de fuera de juego (y por consiguiente: p-e-l-i-g-r-o). En la defensa individual se muestra contundente y muy agresivo, no duda en utilizar sus cualidades para imponerse al rival, ejecuta con inteligencia la falta táctica si cree que va a ser rebasado. Los jugadores habilidosos y técnicos son los que más problemas le pueden causar, sobre todo si le encaran de cara: debido a que le falta un poco de velocidad en el desplazamiento lateral. Suele ser bastante tarjeteado a causa de su contundencia y la aparatosidad de alguna de sus faltas.

Poco más me queda por decir. Primero, que es un futbolista que me encanta, pienso que tiene un potencial bárbaro para convertirse en un central si no de leyenda; sí de lo mejores de la década. Segundo, que su calma, su carácter ganador, sus condiciones físicas y técnicas, su buena capacidad táctica y de interpretación del juego, su sobresaliente juego aéreo, además de la previsible mejora en todos estos y más aspectos, me hacen confiar mucho en su evolución. Vamos, que me lanzo a la piscina por él y su fútbol. Tercero, algunos datos biográficos: nació en octubre de 1990, por lo que apenas cuenta con 21 años, en Glória d´Oeste. Cuarto y último, mi corazón valencianista me obliga a desear con ahínco y vitalidad y furor y entusiasmo e incluso altivez que sea el Valencia el que decida hacerse con sus servicios. Ahora sí. Gracias, gracias, gracias.


Rafael Toloi zagueiro
Cargado por cesarfut. - Videos de deportes, baloncesto, béisbol, wrestling y lucha libre.

Foto: www.atribunamt.com.br

Etiquetas:

3 Comments:

Blogger Maria Luisa dijo...

Hola amigo ¿te gustaria intercambiar enlaces con mi blog de apuestas de futbol?

http://www.apuestasyapuestas.com

Mi mail es marialuisa524@gmail.com

besos!

17:17

 
Blogger Marbà dijo...

qué razon tienes con Toloi. Apuesto por este chico seguro. Aunque tambien creo que a Lucio le queda un Mundial!

13:21

 
Blogger Pepe Cadena dijo...

Con Apenas 20 años , el no es mas uno de los famosos retrogrados de el futbol, no se como no juega en Europa en estos momentos

18:28

 

Publicar un comentario

<< Home