¿El mejor fichaje? Un joven valor semidesconocido

9/10/2008

Mark Randall

Nacido en Inglaterra en 1989 e internacional en categorías inferiores por su país, Mark Randall es uno de los “niños mimados” de Wenger. Perteneciente a las filas del Arsenal, equipo con el que incluso ha debutado, tiene condiciones para convertirse en un futbolista importante de la Premier League, aunque es cierto que por el momento parece que aún está un poco verde y quizá no es todo lo sólido que cabría esperar de un hombre de sus condiciones.

Su demarcación ideal es la de mediocentro, e incluso interior, por sus características y estilo de juego recuerda al actual mancuniano Michael Carrick. Salvando las distancias, por supuesto, ya sabemos que las comparaciones siempre son odiosas. Delgado, alto y fino, con exquisito toque de balón y notable técnica individual. Demuestra mucho temple sobre el campo y una calma asombrosa con el esférico entre sus pies, distribuye con criterio y es todo un especialista en jugar al primer toque. Además, le gusta sumarse a posiciones ofensivas y tiene un interesante disparo a portería –golpea con precisión y dirige con intención-, debido a ello no extraña que sea capaz de anotar una interesante cantidad de goles en cada temporada. Elegante, también destaca por sus desplazamientos en largo y sus cambios de orientación, aunque me quedo especialmente con su capacidad para jugar al primer toque, lo que facilita en gran medida las transiciones ofensivas. A balón parado también es muy buen especialista. Con una amplia gama de recursos técnicos, quizá en ocasiones parece demasiado frío y tiene pérdidas muy peligrosas de balón –de las que provocan contraataques rápidos y complicados de frenar- por exceso de confianza o por no saber escoger el momento adecuado para realizar según qué regates u otros gestos técnicos. Defensivamente adopta un rol posicional ya que le falta velocidad punta y de momento también fortaleza y potencia física. No sobresale por su presencia aunque sí que se muestra bastante inteligencia a nivel táctico. La defensa individual tampoco es uno de sus puntos fuertes, aún así se muestra disciplinado y sacrificado, y es bastante bueno a la hora de decidir cuando realizar el “tackle”, aunque es cierto que no se prodiga en demasiadas oportunidades. Generoso, este diestro siempre aporta pausa sobre el césped y pone al servicio del conjunto su visión de juego. Además, sus frecuentes apoyos ofensivos cayendo a bandas resultan muy útiles para su equipo y sus compañeros. Como ven, se trata de un jugador con gran potencial aunque con un indeciso futuro por delante. Esperemos que sepan hacer de él un futbolista con mayúsculas, de momento, parece que va a disponer de las ocasiones que sean necesarias.

Fotos: www.arsenal.com, www.4thegame.com

4 Comments:

Blogger piterino dijo...

Buena noticia que Wenger se decida a formar también jóvenes perlas británicas. Para su puesto ahora mismo hay muchos jugadores de futuro, como el recién incoporado Ramsey.

22:44

 
Anonymous Anónimo dijo...

Randall es un gran jugador. A mí me recuerda a Hleb. Otro jugador ingles de la cantera gunner es el que han cedido al salamanca, Henry Lansbury. Que te parece?

11:13

 
Anonymous hoeman dijo...

@ piterino

La verdad es que ya le tocaba a Wenger formar a algún inglés. Que por ahora Ashley Cole y poco más.

@ anónimo

Lansbury me encanta, aunque el del Salamanca es Nordveit. No le he visto jugar.

18:52

 
Blogger Pablo G. dijo...

Hay muchos interesantes en la cantera gunner. Saludos

10:21

 

Publicar un comentario

<< Home