¿El mejor fichaje? Un joven valor semidesconocido

4/04/2009

Nuri Sahin

Parecía destinado a marca una época en el fútbol europeo, últimamente su fútbol se ha ido apagando progresivamente hasta su actual rol secundario en el Borussia Dortmund -que parece querer revertir-. Su irrupción en el Europeo sub17 del 2005 fue sencillamente asombrosa, todos los amantes del fútbol que tuvimos la ocasión de visionar el evento nos quedamos boquiabiertos con las continuas exhibiciones de Nuri. Partiendo desde la posición de mediocentro aunque bastante liberado de responsabilidades defensivas y con libertad de movimientos, fue un espectáculo mayúsculo. Asistencias múltiples, pases imposibles, juego al primer toque, complicados regates que para él parecían fáciles, llegada, goles,... Con tal exhibición no extraña que Turquía quedase vencedora del torneo. Poco después le tocaría disputar el Mundial sub17, donde de nuevo volvió a asombrar a todo el mundo con sus cualidades y ayudó a la selección turca a llegar hasta semifinales, donde finalmente fueron apeados por Brasil (con Anderson, Ramon Osni o Marcelo en sus filas, entre otros). A su vez, estas actuaciones le haría debutar con la selección turca absoluta el mismo año, sin duda un salto cualitativo muy grande para un chico de su edad (y posiblemente hasta contraproducente).

Nacido en Alemania aunque turco a todos los efectos, en el año 1988, a pesar de su corta edad, en su historial también hay que añadir que es el jugador más joven en debutar en la Bundesliga (tenía 16 años y 335 días) y el más joven en conseguir el primer gol (con 17 años y 82 días). Debutó con el primer equipo del Borussia Dortmund, equipo al que pertenece, en la temporada 2005/06, la temporada pasada estuvo cedido en el Feyenoord donde por fin logró la continuidad que necesitaba para asentar su cabeza, aunque lo cierto es que su rendimiento no fue tan brillante como de él se esperaba.

En principio su posición es la de mediocentro aunque le faltan aptitudes físicas y defensivas para estar a la altura, quizá la de interior o volante sea su demarcación ideal. A lo largo de su carrera también ha llegado a jugar de mediapunta, interior por ambas bandas, “falso extremo”, e incluso defensa central. Sahin es un futbolista zurdo de excelente técnica individual y con muy buen manejo de su pierna derecha, así como excepcional visión de juego y aún mejor toque de balón. Literalmente pone la bola donde quiere, parece que tenga un guante como pie. Cuando está inspirado es un futbolista delicioso, capaz de asombrar a todo un estadio. Necesita estar en contacto continuo con la bola para ofrecer su mejor cara, por ello le beneficia que sea su equipo el que tenga mayor posesión de pelota, ya que sin ésta Nuri suele desaparecer del partido de forma alarmante. Asimismo, también necesita sentirse importante y que en cierta medida “el equipo juegue para que él brille” (después él se encarga de hacer brillar a sus compañeros), sino su fútbol se diluye como un azucarillo. Por el momento demasiado irregular, es un futbolista de apariciones más que de rendimiento continuo, suele desaparecer en demasiados tramos de cada partido. Con el balón entre los pies es capaz de meter un pase de gol en cualquier momento, su precisión en el golpeo resulta espectacular, sabe utilizar tanto el pase corto como el desplazamiento en largo; los cambios de orientación y pases a la espalda de los defensas rivales forman parte de sus especialidades. Soberbio control de balón. Además le gusta realizar combinaciones y en cada partido suele dejar algún detalle técnico de cara a la galería (predomina en los taconazos), su capacidad de regate es buena y su disparo a portería resulta peligroso –aunque aún debe mejorar en este aspecto-, debido a ello está capacitado para anotar una buena cifra de goles temporada tras temporada. Es un consumado especialista a balón parado, sus centros suelen acarrear mucho peligro, también sus chuts.

Bajo mi punto sus mayores debilidades son a nivel físico y posiblemente también a nivel mental. Le falta velocidad de movimientos y también en carrera, eso merma en gran medida sus posibilidades tanto ofensivas como defensivas. Además, por ahora es incapaz de mantener una alta intensidad de esfuerzo durante los partidos, lo que hace que se muestre demasiado irregular. Físicamente es equilibrado pero se le echa en falta explosividad y resistencia. No es un jugador dinámico. Su nivel defensivo es bastante pobre, al menos en la actualidad, debe hacer especial hincapié a nivel táctico; en su colocación sobre el campo. Personalmente también echo de menos que asuma más responsabilidades ofensivas, teniendo en cuenta su calidad individual casi siempre debería pedir la bola, en ocasiones da la sensación de esconderse, sobretodo en esos días donde no le ha salido nada. Sufre cuando le hacen una presión agresiva o marcaje individual, no se siente cómodo y falla más de lo habitual en la precisión del golpeo.

Aunque es un futbolista que no necesita correr; su capacidad técnica y su inteligencia en la lectura del juego –que aún debe mejorar- le deberían permitir ser decisivo moviendo el esférico al ritmo que más le interese al equipo, sin ser necesario que Nuri realice un sobreesfuerzo físico. El turco tiene sangre fría, le gusta llegar por sorpresa, no es individualista, técnicamente es un diez,... pero por las razones anteriormente comentadas no termina de “cuajar”. Sus posibilidades y su potencial es ilimitado, si alguien le enseña a corregir sus “puntos flacos” y a desarrollar y aprovechar sus cualidades se convertirá en un jugador de alta escuela. Personalmente, tengo muchas incógnitas al respecto de éste que sólo se resolverán con el tiempo. Un hombre nacido para maravillar al aficionado al fútbol que se puede perder por el camino, o simplemente quedarse en un “buen futbolista”. Sinceramente, me parecería muy poco bagaje para él.

De momento está ganándose la confianza en el Borussia Dortmund y cada vez dispone de más minutos, también es un fijo de la selección sub21 turca. En su día Arsène Wenger –ya conocemos su “ojo clínico”- mostró un gran interés por hacerse con sus servicios. ¿Definir a Sahin en un par de palabras? Simplemente: talento puro. Nació para jugar al fútbol.



* Publicado en Diario Futbolístico

Foto: www.deportistadigital.com

8 Comments:

Blogger Ramon dijo...

Me gusta mucho a pesar de que se ha estancado en los últimos tiempos.

SALUDOS

23:07

 
Blogger JORGE dijo...

creo que se ha quedado en el camino,apuntaba demasiado pero su futbol parece no reflotar pese a los intentos.
saludos

00:07

 
Blogger Sergio Santomé dijo...

El primer párrafo define perfectamente lo que le ha pasado a Sahin. Pocos futbolistas me han enganchado como hizo el turco en aquel Mundial...y además jugaba en mi querido Borussia Dortmund...junto a mi también querido Tomas Rosicky...pero nada.
Sahin debutó en la Bundesliga con 16 años, dejó detalles en sus inicios, pero se fue apagando, parecía que sería fijo en la absoluta turca y de momento no lo es.

Lo peor es que en los últimos 2 ó 3 años ha sido suplente en el Dortmund, cuyo nivel no es como para tirar cohetes...y no es capaz de quitarle la titularidad a jugadores como Kringe o Tinga, eso es lo preocupante de Sahin.
Cuando ha jugado no ha brillado demasiado, calidad le sobra, pero es tremendamente frío, irregular y falto de intensidad. Es una pena que un talento de esta magnitud se esté quedando en lo que se está quedando.

Por el bien del fútbol esperemos que reacciones y demuestre toda su valía.

Un abrazo!

17:58

 
Blogger trouroblaugrana dijo...

si te tuveras que mojar, ¿donde lo ves en 4 años?

10:13

 
Blogger Fucka dijo...

Nuri Sahin necesita unas condiciones muy focalizadas en su figura. Es difícil que un entrenador se atreva a construir un equipo alrededor de un chaval de 20 años que futbolísticamente demuestra que su madurez no parece ir acorde a la técnica que posee. Es un futbolista de explosión tardía para las condiciones que atesora y me temo que aún queda tiempo para que le veamos delumbrando pero como todos confío en que llegue ese día. Es de esos futbolistas en peligro de extinción que sin grandes cualidades físicas son capaces de controlar y desequilibrar partidos.

14:38

 
Blogger Pedro Cenamor dijo...

Has definido perfectamente a Sahin. Yo coincido contigo, para mí, es un jugador con un talento sobrenatural y muy precoz pero que no consigue triunfar por su irregularidad y por su capacidad para borrarse en muchos tramos del partido.

10:59

 
Blogger hoeman dijo...

Totalmente de acuerdo con Fucka, pienso que para rendir a su mejor nivel necesita un club que haga un equipo en torno a su figura. Su técnica y talento le llevó a la fama de forma precoz -quizá demasiado-, tanto que parece no haber evolucionado desde entonces. En ese sentido, me transmite sensaciones similares a las de Aarón Ñíguez.

15:06

 
Blogger Manuel Lidueña Góngora dijo...

Me parece que en un equipo de media tabla española que apostara por el se podría salir.

Podría ser un nuevo Guti, no?

17:42

 

Publicar un comentario

<< Home