¿El mejor fichaje? Un joven valor semidesconocido

7/26/2009

Cuestión de conexión



Los momentos mágicos deberían ser inolvidables: una intensa sensación de bienestar inunda tu mente y alma, el tiempo parece detenerse, se apodera de ti el deseo de que no termine nunca, que no se convierta en un fugaz recuerdo. Paz, euforia, comunión, felicidad, serenidad, conexión. Se entremezclan una serie de sentimientos e impresiones de difícil descripción. Te gusta, pero eres incapaz de explicarlo. Quizá porque no es del todo racional. No existe nadie más; sólo tú y los que están en tu misma situación. Por un momento dejas de lado todas tus preocupaciones; pareces ser el ser más importante sobre la faz de La Tierra, sigues tu intuición, te dejas llevar. Carpe Diem.

Desde que tengo uso de razón sólo ha habido un futbolista capaz de hacer sentir a la masa valencianista la más dichosa del mundo: Claudio Javier López, también conocido como "El Piojo". Único en su especie, capaz de conectar con cualquier aficionado del Valencia, tuvo que pasar su particular travesía hasta convertirse en un héroe. Digo bien: no ídolo, sino héroe. Puede que no haya sido el mejor jugador de la historia reciente del club -estoy seguro de que no-, pero sí el más carismático. Adultos, adolescentes y niños se sintieron identificados con él, se apasionaron con su forma de jugar, su forma de ser ayudó a llevarle a lo más alto. Existía comunión entre jugador y afición: crecieron y maduraron juntos. En realidad también lloraron, sufrieron, vibraron, se alegraron juntos. Podían vivir uno sin el otro, pero no era lo mismo. El vacío que dejó su marcha se antojaba difícil de "reemplazar". Aunque no me gusta esta expresión verbal, ya que los recuerdos que dejó don Claudio siempre quedarán grabados en la retina. Sus explosivas carreras, su carácter ganador, su humildad y honestidad, su profesionalidad. Han pasado muchos futbolistas importantes desde aquel entonces, entre los que más destacados Mendieta, Baraja y Villa. Pero no son Claudio. Posiblemente mejores como futbolistas, muchos más lejanos a Claudio como iconos a los que adorar y admirar.

No obstante, los aficionados valencianistas han atisbado la luz. Ya hay candidato para suceder al argentino como líder espiritual del equipo, y sobretodo, de la masa. Vino desde Madrid, sin hacer ruido, siendo un niño -con indudable talento, pero niño al fin y al cabo-, y ya se ha convertido en un hombre, encima de los grandes. Juan Manuel Mata, la gran esperanza de los valencianos, ha logrado unanimidad en distintas generaciones. No es el mejor jugador del equipo, sí el más carismático. Inteligente, silencioso, alegre, cauto, con carácter ganador, ambicioso. Desde que le dieran continuidad su rendimiento ha sido sobresaliente. Como en el caso de Claudio López, parecía destinado a jugar en el Valencia. Son fuerzas sinérgicas, ambos dan al otro lo que necesita. Afortunadamente, a Matita, aún le quedan muchos años por delante al frente de la entidad ché, algo de lo que sin duda disfrutará la afición valencianista. Porque aún está creciendo, no ha tocado techo, pero es el icono de los apasionados valencianos.

Tan distintos y dispares, tan importantes y necesarios. Su verdadero valor va mucho más allá de su rendimiento y condiciones futbolísticas. Te hacen sentir bien, único, especial. Disfrutas cada vez que te brindan una portentosa actuación. Te invade la empatía; parece que lo conocieras como si fuera tu mejor amigo. Esa conexión lo hace único, especial, idolatrado, espiritual. Lo situas por encima del resto. Desearías que nunca te abandonara, pero sabes que algún día tendrá que volar; ya sea por desgaste o porque necesita nuevos retos. Y no se lo reprocharás, porque te ha hecho sentir cosas que jamás habías imaginado que volverías a experimentar. Cuestión de sensaciones. Directo al corazón.

Ley de vida.



ENLACE RECOMENDADO:

El bicho que picó al tren

Fotos: www.southamericanfootball.co.uk, http://davidvillabest.blogspot.es/

Etiquetas: , , , ,

7 Comments:

Blogger tunde dijo...

Magnífico artículo, Hoeman, bravo. Comprendo lo que sientes porque lo siento igual. De hecho, en estos momentos leo el post en pleno subidón, justo después de que Granero debute de blanco en el Bernabeu y en su primera acción la envie al larquero (no sé si lo has visto, pero ha sido impresionante, y creo que no sólo para mí), y su estadio coreando su nombre. En fin, precioso.

Puede que intuyas que no le tengo especial simpatía al Valencia, pero leyéndote sí la he sentido. También influye el hecho de que Claudio López me encantaba y que con Mata también disfruto un montón. Recuerdo cuando hablabas tanto y tan bien de él cuando aún era madridista, y tu alegría por su fichaje. Ahora el problema es que parece que el Barça va en serio a por él. Yo, como tú, espero que no lo consigan.

Un abrazo!

00:33

 
Blogger Devo dijo...

Muy bonita reflexion Hoeman, desconocia tu amor por el Piojo Lopez, un jugador que siempre me ha gustado y al que pude conocer en persona, en Cordoba, en su misma casa cuando me encontraba de vacaciones en su provincia natal. Fui a verlo y resulto ser muy amable, ademas mi hermano es hincha de Racing y se saco una fotografia con el y todo. En fin, como dices, un jugador muy carismatico, al que siempre defiendo cuando le llaman malo, no puedo entender por que categorizan asi a un jugador de su importancia.

Y en cuanto al tema Mata, otro de los descartes de cantera del Madrid que con continuidad en otro equipo se hacen grandes (vease Diego Lopez, Granero, De la Red y un sin fin de exceteras). Suena fuerte para el Barça, seria un gran complemento y seguramente tendria minutos por la banda izquierda, donde Henry ya no esta para jugar una temporada completa. Veremos finalmente que sucede.

Que sigas bien Hoeman, un abrazo.

Saludos!

El Balón Europeo

05:04

 
Blogger snedecor dijo...

Artículo de los que tocan el corazón, el Piojo siempre fue un crack por su forma de jugar (qué partidos aquellos contra el Barça) pero como persona se ve que también es grande, el año pasado fichó por los Kansas City Wizards como una estrella, cobrando una barbaridad, pero no tuvo un buen año y aceptó renovar a la baja, cosa que pcoos hacen y que le honra, ya que además favorece al equipo por el tema del límite salarial que existe en la MLS. Y ayer su gol dio la vuelta al mundo, como cuando los marcaba en Mestalla

09:51

 
Blogger hoeman dijo...

@ tunde

Gracias, ya imagino cual puede ser tu devoción por Granero. No creo que la oferta del Barcelona satisfaga al Valencia.

@ Devo

Gracias. El "Piojo" tb ha sido mi gran ídolo, en Argentina se tiende a menospreciar a grandes jugadores con excesiva facilidad, igual que a encumbrarlos sin haber hecho prácticamente. ¡Qué envidia, conocer a Claudio personalmente!

@ snedecor

No conocía ese hecho que comentas. Sí, como persona también es muy grande.

12:34

 
Blogger Pablo G. dijo...

Sentía devoción por el Piojo desde que le vi en Racing junto al Mago Capria. En cuanto a Mata, le falta más carácter-personalidad para ser un líder carismático. Saludos

09:14

 
Blogger Felipe S. Mateos dijo...

Recuerdo especialmente los partidos contra el Barça de Van Gaal, como destrozaba y Abelardo y compañía con espacios, la final de Copa y la Champions que hizo con el Valencia. Ya lo había visto en Argentina antes de pegar el salto y me gustaba muchísimo.

Para desgracia valencianista no creo que Mata dure mucho en Mestalla.

Saludos desde eldivandelfutbol.blogspot.com

11:16

 
Blogger hoeman dijo...

@ pablo

Yo no creo que a Mata le falte caracter, sino que es de otra forma de ser. En un par de añitos ya veremos...

@ Felipe

Esperemos que Mata siga con este rendimiento o aun mejor durante muchos años y en Valencia :P

20:21

 

Publicar un comentario

<< Home